Universidad de La Frontera
Facultad de Ciencias
Agropecuarias y Forestales
Campus Integrado Andrés Bello
Montevideo s/n
Fonos: (56)(45) 325630 -325633
Temuco -Chile

Sitio diseñado por
Coordinación de comunicaciones
Universidad de La Frontera

dia-campo-ovino1Jornada mostró potencial de los productos ovinos con valor agregado saludable

Salchichas y longanizas de cordero elaborados con productos saludables degustaron y evaluaron asistentes en Maquehue.

 

Bookmark and Share

 

Valor agregado para el rubro ovino regional. Esa es la apuesta que ha venido impulsando la Universidad de La Frontera a través del Centro de Tecnología e Innovación de la Carne (CTI-Carne) a través de proyectos que buscan potenciar la vinculación con el sector productivo y abrir nuevas alternativas para los agricultores locales.
 
Esta perspectiva y los alcances del trabajo realizado desde la UFRO fueron compartidos en un día de campo organizado por el CTI-Carne de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales y que convocó a un centenar de productores que llegaron desde distintas comunas. 
 
Allí los asistentes recorrieron las instalaciones del Núcleo Ovino emplazado en el Campo Experimental Maquehue de la UFRO y participaron de exposiciones sobre ovinos, corrales de polímeros, esquila Tally-Hi, selección y acondicionamiento de lana, entre otros aspectos.
 
PRODUCTOS SALUDABLES
dia-campo-ovino2Este día de campo fue el escenario para que los asistentes pudieran conocer y degustar de la charcutería ovina saludable, que viene trabajando el Centro a partir de un proyecto de vinculación ciencia empresa de Conicyt.

Se trata de la continuación de una propuesta anterior, con la idea de agregar valor al cordero a través de productos de charcutería que permitan diversificar el consumo y, al mismo tiempo, dar mayor valor a ovejas de descarte; y en esta oportunidad, se trabaja para incorporar productos funcionales que los hagan más saludables.

“El problema de los productos cárnicos es que tienen mucho porcentaje de ácido graso saturado, entonces, lo que hicimos fue sacar un poco de la grasa saturada, que es tocino y cerdo que es lo que se incorpora a la longaniza, y eso reemplazarlo por aceite de canola, que es muy rico en oleico que es ácido graso insaturado. La prueba es hasta qué porcentaje podemos cambiar la grasa de origen animal por el aceite vegetal; además de incorporar fibra dietética, lo que estamos logrando con fibra de avena, incorporamos diferentes porcentajes”, comentó el director del proyecto y del CTI-Carne, Dr. Néstor Sepúlveda.

También detalló que además del aceite de canola y la fibra de avena, se incorpora un extracto de murtilla, que tiene una actividad antioxidante y permite una mayor durabilidad del producto. “Estamos haciendo las pruebas. Desde el punto de vista industrial quedan muy bien, pero nos queda continuar observando la aceptabilidad en los consumidores”, indicó.

OPORTUNIDADES PARA EL RUBRO
dia-campo-ovino3“Generar valor agregado también abre la ventana estacional de venta de cordero, que principalmente es entre diciembre y enero, prolongando además los ingresos para las familias”, comentó Gastón Sandoval, encargado de Desarrollo Rural de la Municipalidad de Loncoche y asesor técnico de la Asociación Gremial de Ganaderos Ovinos de Raza de Loncoche (AGROL), agregando que “un cordero que al destete en diciembre está costando cerca de 1.400 pesos el kilo vivo en predio, es un animal de unos 50 mil pesos, pero las hembras de descarte tienen un valor que en feria no logra superar los 25 mil pesos en esa temporada; entonces, al elaborar cecinas con estos animales de descarte podemos llegar a igual el precio de un animal de temporada”.

Sobre las experiencias compartidas en la jornada y del proyecto, Francisco Roa, secretario de la Asociación de Pequeños Agricultores Ovinos de Angol, valoró lo que se ha venido realizando en el rubro y en el proyecto del cual también participan, pudiendo conocer y probar los productos, salchichas y longanizas, que se están elaborando. “Hemos degustado los productos de cordero y son buenos, y la idea es que nosotros también podamos hacerlos”, agregó por su parte Juan Parra, agricultor de Angol e integrante de la comitiva que llegó desde Mallecó junto a agricultores y estudiantes.

Jorge Obreque, jefe técnico de la unidad Prodesal de Freire, señaló que “es la primera vez que pruebo subproductos de cordero, que son atractivos porque permiten darle el valor agregado que se merece el ovino, y al paladar son muy aceptables”. Mientras que el criador ovino Rodolfo Candia destacó que participar de la actividad le permite aprender otras formas de cómo mejorar la producción y diversificar el rubro.

PROYECTO
productos-ovinosEn la ejecución del proyecto se trabaja en alianza con la Asociación Gremial de Ganaderos de Ovinos de Raza de Loncoche (AGROL), la Agrupación de Pequeños Agricultores de Ovino de Angol, la Fábrica de Cecinas Loncoche, Fábrica de Cecinas Don Queco de Angol y la Fábrica de Cecinas HICAR de Temuco.

Junto al trabajo de laboratorio, se avanza también en la evaluación de los productos para conocer la aceptabilidad por parte de los consumidores, en este caso de salame, longanizas y salchichas, que han sido presentados en distintas instancias, entre ellas, en la cena anual que organiza el Liceo Politécnico de Loncoche.